miércoles, 6 de enero de 2010

Para qué sirve la publicidad?



Se cuenta que durante la década del 50, el dueño de Wrigleys, la marca líder en el mundo en fabricación de chicles y uno de los más grandes anunciantes de los Estados Unidos, es decir del mundo, volaba en un Super Constellation de una línea aérea norteamericana.
El piloto, al enterarse de que a bordo de su aeronave se encontraba una celebridad, lo invitó a pasar a a cabina de vuelo, adonde después de mostrarle los instrumentos no pudo evitar preguntarle:
-Dígame, Mr. Wrigley, qué porcentaje de mercado de chicles tiene usted?.
-El 94 %-le respondió el industrial.
-Entonces-prosiguió el comandante-para qué sigue haciendo tanta publicidad?
Wrigley meditó unos segundos antes de replicarle:
-A qué altura estamos volando?
-A 20.00 pies.
-Podría bajar hasta los 2000 piés así veré el terreno desde más cerca?
-Imposible, Mr Wrigley. Si hago eso voy a gastar demasiado combustible para recuperar mi altura de vuelo y luego no nos alcanzará para llegar a destino!
-Entonces-contestó el fabricante de chicles,-ahora usted entiende porqué yo sigo haciendo publicidad, no es cierto?


Se hace publicidad para lanzar una marca. Pero mucha más publicidad se hace para mantenerla en el tiempo.
No hay plata más malgastada que la que se ahorra en cortes de campaña en momentos de crisis.
La publicidad sólo sirve para vender
Y si no vende, no sirve para nada.